domingo, 20 de noviembre de 2016

Crema de lentejas rojas y brócoli con cúrcuma (especial catarros)


Esta crema de lentejas rojas y brócoli, lleva varios ingredientes cargados de propiedades y beneficios, como la cúrcuma, el jengibre o el ajo.
La preparé por primera vez para mi chico que estaba constipado y le reconfortó bastante. La siguiente ocasión fue para mí, acatarrada hasta las trancas, y la verdad que me sentó genial; así que hoy la comparto con vosotros, para esos días de frío y mocos... o simplemente para cuando apetezca un combo de superalimentos, calentito y muy rico!



Ingredientes:

1 diente de ajo.
1 trocito pequeño de jengibre fresco.
1 trocito pequeño de cúrcuma fresca.
1 zanahoria pequeña.
1 calabacín pequeño.
1 ramito de brócoli (más bien pequeño).
1 taza de lentejas rojas.
2 cucharadas de aceite de oliva virgen.
Sal marina.
Pimienta negra.
Agua.

Ponemos las lentejas en un colador grande bajo el chorro del grifo y lavamos bien hasta que el agua que cae del colador salga limpia. Escurrimos y apartamos de momento.

Pelamos el jengibre y la cúrcuma y lo picamos todo junto con el ajo; lo echamos en una cazuela con las dos cucharadas de aceite de oliva, y calentamos a fuego medio.

Mientras, lavamos, pelamos y troceamos en pequeñito la zanahoria y el calabacín, y lo agregamos a la cazuela cuando la mezcla de ajo, jengibre y cúrcuma empiece a tomar un color doradito. 

Removemos bien y seguimos con el brócoli: lo lavamos troceamos e incorporamos a la cazuela cuando veamos que el calabacín empieza a ablandarse.

Salpimentamos, mezclamos y tapamos unos 3 minutos para que el brócoli "sude" (seguimos con el fuego medio).

Es el turno de las lentejas rojas! Las echamos a la cazuela y removemos bien un par de minutos para que no se peguen.

Ponemos a calentar agua (en hervidor o en un cazo) y la agregaremos a la cazuela, sin que llegue a cubrir del todo el contenido (de momento, vale más quedarnos cortos que pasarnos de agua!), tapamos, subimos un poco el fuego y dejamos cocer unos 20-25 minutos. 

Veremos que las lentejas se han desecho prácticamente y el color ha cambiado a pajizo.
Batimos hasta que nos quede una crema fina y sin grumos. En este punto, podemos agregar un poco más de agua (caliente) si vemos que se va a quedar muy espesa.

Probamos, rectificamos de sal y listo!

A mí me gusta ponerle un poco de gomasio por encima! O chips de kale!

Sírvela con lo que quieras, está rica rica 😋


Espero que te guste!!



Cocinando un mundo mejor,

Julia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada