viernes, 27 de junio de 2014

Gratén de acelgas y piquillos


Una receta estupenda para los que quieren introducir más verduras y hortalizas en su dieta pero no les hace mucho tilín... De esta manera seguro que empiezan a apreciarlas!

4 hojas grandes de acelgas, si son pequeñas, usa 8 hojas.
3 ó 4 pimientos del piquillo asados.
1 cebolla blanca.
Aceite de oliva virgen.
Harina de trigo (yo usé integral).
Leche vegetal sin azúcares añadidos (utilizo leche de soja de Hacendado).
Sal, nuez moscada y pimienta blanca.
Queso vegano rallado.

Cortamos la cebolla en rodajas y las ponemos a pochar en un wok o sartén grande con aceite y sal.

Lavamos las hojas de acelgas, las colocamos una encima de la otra y hacemos un rollito.

Ahora la cortamos dejando un centímetro de grosor más o menos.
Las agregamos al wok cuando la cebolla esté medio transparente, mezclamos y cocinamos unos 4 minutos (como luego va al horno, no hace falta que cocinemos mucho la acelga).
Cortamos los piquillos en tiras y agregamos al wok. Rehogamos todo junto unos 2 ó 3 minutos.
Pasamos el contenido del wok a un cuenco y reservamos.

Precalentamos el horno a 180 grados.
Ahora haremos la bechamel (puedes usar la misma sartén o wok).

BECHAMEL VEGANA:

Echamos un chorrito generoso de aceite (yo lo hago a ojo, pero calculo que serán unas 5 cucharadas soperas).
Cuando esté caliente el aceite agregamos la harina poco a poco y vamos mezclando rápidamente (mejor con un batidor manual de globo, como el de la foto).
Nos aseguramos que toda la harina se "haga" con el aceite, es decir, que no queden grumos blancos sueltos.
Se nos quedará una pasta color beig (o marrón si usas harina integral).
Ahora iremos echando poco a poco la leche a la vez que vamos mezclando con el batidor manual.
Agregaremos leche hasta que quede una bechamel cremosa (no tanto como para croquetas).

Salpimentamos y echamos una pizca de nuez moscada. Mezclamos.
Ahora agregamos las acelgas, cebolla y piquillos y mezclamos bien.

Lo vertemos en una fuente apta para horno y cubrimos con queso vegano rallado (piensa en esos terneritos ;)).

Lo metemos al horno, con el gratinador unos 10 minutos (o hasta que veas el queso doradito, que cada horno es un mundo!).
Servir y disfrutar!

Yo lo acompañé de una ensalada con tomates pera y rabanitos.



Espero que te guste!!

2 comentarios:

  1. Eso tiene que estar muy bueno... Ummmmmmmmmm...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí guapa, lo está!! Anímate a hacerlo y me cuentas!! ;)

      Eliminar