lunes, 30 de marzo de 2015

Quisotto - Risotto de quinoa y calabaza

Hay que comer más quinoa!! Eso me digo cada vez que leo todas sus propiedades, entre las que destacan los ácidos grasos omega 3 y 6, proteínas, gran aporte de fibra, potasio, magnesio, calcio, fósforo, hierro, zinc, vitaminas E y del grupo B.
No contiene gluten, ayuda a controlar los niveles de colesterol por sus lípidos insaturados y tiene un bajo índice glucémico.
Lo dicho... hay que comer más quinoa!!

Y qué mejor que esta deliciosa receta?

Lo de "quisotto" me lo acabo de inventar jeje, pero me gusta como suena ;)
Es un risotto de quinoa con calabaza y leche de coco!!

1/2 taza de quinoa.
1 taza de caldo de verdura.
1 taza de calabaza cortada en daditos.
1/4 taza de vino blanco (yo uso un fino de Jeréz).
1 cebolla blanca cortada en daditos.
2 cucharadas de leche de coco.
1 cucharadita de levadura de cerveza desamargada.
Aceite de oliva.
Sal.

Pochamos la cebolla con un chorrito de aceite de oliva y una pizca de sal.
Cuando esté medio transparente agregamos la calabaza, mezclamos y cocinamos unos dos minutos a fuego medio.
Echamos el vino blanco y subimos un poco el fuego para que se evapore el alcohol, removiendo bien.
Bajamos el fuego a medio y vertemos la quinoa, mezclando para que se impregne bien de los sabores.

Echamos un poco de caldo, lo justo para que cubra la quinoa y dejamos que se cocine; cuando veamos que va faltando líquido echamos otro poco de caldo y dejamos que se cocine. 
Repetimos el proceso hasta acabar con el caldo.
Puede tardar unos 15-20 minutos en hacerse.
Si es la primera vez que cocinas quinoa, verás que se va poniendo transparente y que le sale un "rabito" blanco.
Si tienes dudas respecto a si está hecho, recurre al truco milenario de probar un poco ;) Si está duro, déjalo un poco más, agregando un poco de caldo si fuera necesario; y si al morderlo te recuerda al arroz cocido, ya puedes pasar al siguiente paso.

Agregamos la leche de coco sin dejar de remover, con el fuego medio-bajo. Cuando esté bien mezclado echamos la cucharadita de levadura de cerveza y seguimos mezclando.
Probamos y rectificamos de sal si fuera necesario.

Apartamos del fuego y dejamos reposar unos minutos.

Servir en cuencos individuales (mantienen más tiempo el calor) con un poco de perejil picado para decorar.

Espero que te guste!!


Cocinando un mundo mejor,


Julia.



2 comentarios:

  1. Que delicia! Lo voy a probar seguro! Muchas gracias guapa <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!! Me alegra que te guste!! #^_^#

      Eliminar