martes, 29 de abril de 2014

Hummus casero


El garbanzo, un pequeño gran señor!

Rico en proteínas (sí, las legumbres tienen proteínas, yujuu!) y en lecitina, que ayuda a reducir el colesterol. Evita el estreñimiento, fortalece el sistema nervioso, aporta minerales y vitaminas del grupo B.
Contiene triptófano, un aminoácido precursor de la serotonina, un neurotransmisor más conocido como la hormona de la felicidad!!
Pues bien, hoy comparto contigo esta receta de Hummus, un paté cremoso de garbanzos muy fácil de hacer, cuestión de meter los ingredientes en el vaso de la batidora y darle al ON.
Una manera fácil de comer legumbres, sobretodo para niños (y no tan niños) que no suelen hacer migas con ellas.
Un entrante delicioso para un almuerzo o cena con amigos. Yo incluso lo uso para untar en tostadas y sándwich y así me aseguro un aporte proteico y delicioso.
1 bote de garbanzos cocidos (si los haces tu mejor, pero si compras un par de botes de garbanzos te aseguras que cuando te apetezca un hummus lo puedas hacer sobre la marcha. Si tienes más tiempo, ya sabes, agua a hervir!).
2 cucharadas de tahini (pasta de sésamo, rica en calcio, fácil de encontrar en supermercados y herbolarios).
1 diente de ajo pelado, le quitamos la parte central para que quede más suave.
1/2 cucharadita de sal.
1/2 cucharadita de cominos molidos.
1 limón pequeño.
1/2 taza de agua.
Para presentar:
Pimentón dulce.
Aceite de oliva virgen.
Perejil picado.
Gotitas de zumo de limón.
Lavamos bien los garbanzos, yo prefiero quitarles la piel que los recubre (tan fácil como ponerlos en una fuente con agua y restregarlos unos contra otros. Los pellejos subirán a la superficie del agua y con un colador los "pescamos". Guarda unos cuantos (garbanzos, no pellejos, jeje) para la presentación del plato.
Los ponemos en el vaso de la batidora junto al ajo pelado, el tahini, la sal, cominos y el zumo del limón (reserva un chorrito para la decoración). Vamos batiendo y echando poco a poco el agua hasta que quede una crema homogénea.
Lo ponemos en un platito o cuenco bajo, echamos un chorrito de aceite de oliva virgen, unas gotitas de limón, espolvoreamos un poco de pimentón dulce, perejil y colocamos los garbanzos que reservamos. Sírvelo junto a otro plato con palitos de pan, biscotes, pan de pita o triángulos de fajitas para dippear!!
Espero que te guste!

3 comentarios:

  1. ¡Me encantan los garbanzos! Además de explicarlo todo más fácil imposible, nos cuentas datos nutritivos... ¿qué más se le puede pedir a tu blog?
    ¿Te he dicho que me encanta? Ha sido todo un descubrimiento. ¡¡¡Enhorabuena!!!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hecho!
    A pesar de no haber conseguido el tahini (solo miré en un pequeño supermercado) está riquísimooooooooooooooo...
    http://lasminuciasdemp.blogspot.com.es/2014/05/cocinando-con-my-vegan-place.html

    ResponderEliminar